miércoles, 20 de agosto de 2014

La vuelta al mundo en 80 casas Shabby Chic nr. 54. La casa en Gordes de Luberon





La casa en Luberon
La propiedad de gusto provenzal, cuenta con una estructura arquitectónica de piedras pequeñas ventanas de cuadros blanco a la francesa y las típicas persianas del sur de la Francia, esta vez de color arena y no azul.
Es una casa campestre que encierra su encanto propio en el hecho de haber mantenido intacta la estructura rural.
A nivel de decoración de interiores predomina una paleta cromática de colores cremas y arenas, mezclando piezas antiguas y rusticas, en una combinación absolutamente Shabby Chic.


Este corredor con la inmensa puerta de madera y el amplio ventanal que regala luz natural a los espacios fue decorado con colores tenues. La silla a medallón Luis XVI con acabado shabby y una delicada tapicería de color crema con flores bordadas que le da un toque muy romántica. Al frente la consola barroca que se transforma en un pieza de absoluto gusto country gracias al acabado en madera natural sin ningun tipo de barniz ni de pintura, sobre ella esculturas modernas se combinan a candelabros antiguos. 



El comedor barroco fue des-dramatizado a través del acabado en crudo y blanco decapado de estilo shabby. La hermosa lampara antigua fue pintada de crema desgastando la pintura y de ella guindan pequeñas cadenas de cristales. Los pisos en terracota y las puertas de madera muy country se contraponen a la sobriedad clásica de la sala en el fondo. 



La sala con sofás clásico tapizados de color marfil, dos consolas con espejo en cobre Luis XV de gran barroquismo, sobre las cuales se apoyan candelabros antiguos en cobre. Los cuadros antiguos son apoyados a la chimenea de madera natural creando un contrates entre elegante y rustico. Candelabros antiguos decoran varios ángulos de la habitación. 


La habitación mantiene la paleta cromática de cremas y marfiles, combinandolo con detalles dorados. El copete de la cama de acabado Shabby Chic muy marcado -ya que es mayor la cantidad de madera que vemos con respecto a la pintura- al centro de este, un espejo, típico artificio del arte pictórico barroco. 
Las mesitas de noche son Luis XV, también en este caso la elección fue dejarla con la madera al natural. La poltrona Luis XVI a medallón con acabado Shabby Chic y tapizada de una tela cruda muy rustica. Cuadros antiguos se combinan al mobiliario. La palmera dentro de la habitación da un toque muy exótico por el contrate que crea con el resto del mobiliario, que recuerda a los cuadro orientalistas de Ingres, con ese mix entre francés y oriental. 
Buena elección la del mueble de madera transformado en lavamanos, tenemos una combinacion entre country y barroco con los marcos dorados y la escultura.


En la siguiente imagen vemos la escalera que lleva a la parte superior. Los arcos internos de la casa fueron pintados con la técnica del fresco. Las inmensas plantas dentro de la casa recrean la sensación de un cortil interno. 




Bibliografía.
www.provenceluxuryestate.com
Fotos: Shabby Chic Manía (Facebook)


Image and video hosting by TinyPic