martes, 20 de agosto de 2013

La vuelta al mundo en 80 casas Shabby Chic, n.2 La casa de Sandy






La casa de Sandy

Sandy Palmer es originaria de Queensland, parte nord oriental de Australia; se describe así misma como pintora decorativa y cazadora de tesoros. Ama lo rústico, lo francés y el reciclaje. Hoy vive en  Gold Coast con su esposo y sus dos hijos. La casa de Sandy es el ejemplo palpitante de su pasión por el color blanco y por el estilo Shabby Chic. Su pasión por la recuperación y restauración de muebles nace en ella desde muy joven, a los 18 años compra sus primeros muebles usados; cuenta que fue a una granja cerca de su demora a tratar de contratar una bañera antigua que estaba  en el jardín, pero el propietario le dijo que no estaba a la venta, y le ofreció dos cajas de cedro que aun conserva.
Posteriormente se dedico al sector inmobiliario pero siempre manteniendo viva su pasión a través de las revista de casa Americanas y los libros de Rachel Ashwell. Esto la lleva a decidir a un cierto momento de su vida en transformar todos los viejos muebles de madera oscuro de su casa pintándolos todos de blanco y poniéndolos en ventas en negocios locales.
Sandy confiesa que no a comprado nunca muebles nuevo sino que a buscado siempre de reciclar lo que tiene o comprarlo en mercados del usado.
En Enero del 2011 decide de transformar su pasión en su trabajo, y abre un negocio en un shopping center de antigüedades; decide de llamarlo Paint Me White (también su blog tiene este nombre: http://www.paintmewhite.com) Fue todo un éxito, sus muebles gustan mucho y le han llegado diferentes peticiones para trabajos personalizados.
Hoy vamos a conocer su casa. Un dato muy curioso es que el negocio y la casa de Sandy están estrechamente conectados, su casa es un work in progress no solo porque es el lugar donde trabaja sus muebles, ayudada por su esposo, sino porqué también aquí es donde toma las fotos para el blog; pero la cosa mas interesante es que su casa cambia en continuación. Sandy elige con que quedarse y que vender, de esta forma la casa se transforma periódicamente, la única constante es el color blanco que invade muebles, telas y objetos.

En la sala apreciamos el gran sofá simple de algodón y obviamente blanco, embellecidos con pom poms de papel en color rosado. Las cortinas suaves hacen entrar la luz del sol. El espejo y la lampara son las piezas importantes de la habitación. El piso esta pintado de blanco y de un material cómodo y a prueba de niños.



Las lampara de gotas son imponentes y hermosas y recrean en el espacio la continuidad visual, al igual que las cortinas. En este caso las telas de rayas en los sofás dan un aspecto marino a la decoración. 
Las flores en la casa de Sandy están siempre presentes las recoge ella en su jardín y varían según las estaciones.


En la siguiente foto podemos apreciar un hermoso canapé estilo Luis XV, que obtiene una nueva vida gracias al tapizado blanco hermoso y sencillo acentuado del color caoba de la estructura de madera. La poltrona a Bergere a oreilles con sus lineas onduladas pierde el exceso barroco para adquirir una semblante romántico gracias al tapizado escogido por Sandy


Detalle del canapé y contraste de colores entre los muebles

Cojines entre romántico y marino, un encanto.

La mesa al frente del canapé esta pintada de blanco en típico estilo Shabby Chic.


Al lado de la poltrona vemos este hermoso muebles de puerta pintado de blanco
 a través de la técnica del desgastado que recrea el efecto del paso del tiempo, este contrasta con los objetos que lo adornan.





El comedor de Sandy juega siempre con el color blanco,
 en contraste con la madera, lo romántico y lo rústico 
que se entrelazan armoniosamente. 
El matero imponente sobre la mesa es protagonista. 
El maniquí desnudo y adornado con joyas es 
característica típica del estilo Shabby Chic. 








La habitación con tonos blancos y pasteles, 
crean un ambiente armonioso y relajado. 
En este caso vemos los muebles pintados en
 perfecto blanco, la ropa de cama de encajes blanco, 
hacen resaltar los cojines oscuros dando a todo
 el ambiente un aspecto elegante




En la otra recámara juega con el blanco y el azul celeste....






 La pantalla de la lampara creada por la misma Sandy tiene la misma tela de los cojines y esto crea continuidad, armonía y elegancia en el ambiente.
                                                           
                                             Las hortensia azules son el toque perfecto en la recámara, las                                                           flores tienen la mismas tonalidades que las telas decorativas





Las mesas y mesitas están muy presentes
 en la casa de Sandy, esta fueron pintadas 
por su dueña con técnicas diferentes y 
recreando en cada ángulo un ambiente 
hermoso y único. Algunas se van y otras quedan, 
renovando constantemente su casa. 
Casi siempre en cada una de ellas hay flores o 
una hermosa lampara, siempre restaurada por la misma Sandy.



Mesita con patas torneadas y cajón.



Mesa a estilo de cómoda circular a media luna Luis XVI


Pequeño mueble rústico pintado de blanco



Doble mesitas rectangulares, pintadas en estilo


Mesa baja redonda. 
Aquí la elección de Sandy 
(como es común en el estilo Shabby Chic) 
fue dejar la parte superior de la mesa 
con el color de la madera original
 y pintar solo las pasta de blanco, creando un hermoso contraste


 El hermoso adorno que cuelga a la pared fue realizado por Sandy con páginas de libros

En este caso vemos una mesa de comedor mucho mas rústica dejada en el color natural de la madera




Muebles tipo armarios y gabeteros son muy aptos
 para ser transformados. Se puede optar por
 pintarlos de blanco, colores pasteles, bicolores o naturales. 
Con respecto a las puertas se puede usar 
la rejilla de conejero o gallinero, muy común también
 es colocarle números a las diferentes puertas.










Números y pom pons hacen el mueble único

En este caso Sandy no opto por el banco sino por el celeste. La estructura del mueble hace el resto.




Las maletas dan un toque vintage a este mueble





La casa de Sandy esta llena de detalles, enriquecida con miles de flores, campanas, lamparas, jaulas....

Hermosa silla barroca en cobre en total contraste con el resto del mobiliario











La cortina agarrada con una tira de yute se convierte en una pieza única y rústica
 
Detalles del acabado Shabby




 Hermosa jaula adorna junto a rosas y peonías










 Una silla en mimbre pintada de blanco. Tropical-Shabby Chic!


Bibliografia.
A. Triarico, Le stagioni del bianco, en Casa Chic, i segreti dello stile Romantic Shabby, Lothus, Roma, Italia, 2012.
http://www.paintmewhite.com